Ingresa a la nota y conoce más

EL TAXI DEL FUTURO

Ni el Doc Emmett Brown ni Marty Mc Fly en “Volver al futuro” se animaron a tanto: se vienen los drones de pasajeros.

Acabemos con la pelea, ni taxis ni Uber. El transporte del futuro son los dron de pasajeros. Suena extraño pero ya no es una idea descabellada ni el delirio de un científico loco: acaban de aprobar vuelos de prueba. Pero, ¿en qué consiste esta nueva aventura?

Se trata de un taxi volador, sin conductor, ni comandos que se maneja solo con una pantalla táctil desde la que se elige el destino. Hasta el momento, puede transportar solo un pasajero de hasta 100 kilos, efectúa vuelos de hasta treinta minutos por carga de batería (tarda encargarse 2 horas) y alcanza una velocidad de 160 kilómetros por hora. Creado por la empresa china Ehang, el 184 AAV, cuenta también con un sistema a prueba de fallos que hace aterrizar el vehículo inmediatamente en caso de que se registre un mal funcionamiento o la desconexión de alguno de sus componentes. El valor del vehículo está calculado en 200 mil dólares y actualmente se está estudiando la posibilidad de extender su capacidad a dos plazas.

Gigantes tecnológicos como Uber, Google y Amazon están experimentando con este tipo de tecnología, aunque no anunciaron ningún modelo similar que vaya a estar disponible próximamente. Mientras tanto, la israelí Urban Aeronautics redobló la apuesta y anunció otro dron de pasajeros con capacidad de 500 kilos para 2020.

Además de por aire, también se trabaja en proyectos futuristas de transporte bajo tierra. Hyperloop es el nombre del sistema de transporte que incluye trasladarse en cápsulas presurizadas por túneles subterráneos. En las primeras pruebas los vehículos llegaron a una velocidad de 482 kilómetros por hora, aunque el plan es que alcancen los 1200 kilómetros por hora, para poder ir, por ejemplo, de Los Ángeles a Las Vegas en 20 minutos, un recorrido que en avión lleva más de una hora.

Se trata de un taxi volador, sin conductor, ni comandos que se maneja solo con una pantalla táctil desde la que se elige el destino.

PRIMERA PARADA: DUBAI

La primera ciudad que tendrá servicio de taxis aéreos será Dubai. El Volocopter 2X, capaz de transportar a dos pasajeros, está configurado para iniciar las operaciones de prueba a fin de año. Este vehículo aéreo tiene un peso de 260 kilos y soporta una carga máxima de 160 kilos.

Desarrollado por la start-up alemana Volocopter, es 100 por ciento eléctrico. Tiene un alcance máximo de 27 kilómetros a una velocidad de 70 km/h y su velocidad máxima es de 99 km/h, aunque la idea no es alcanzar esa velocidad ya que agotaría rápidamente sus baterías. Al igual que un dron, el Volocopter 2X funciona en conjunto con una variedad de sensores y CPU (más de 100 a bordo) para asistir a los pilotos mientras estáen funcionamiento: se estabiliza automáticamente y mantiene una altura constante. Y por si se produjera un accidente o un fallo imprevisto, la aeronave cuenta con un paracaídas para un aterrizaje seguro.

El proyecto ya ha sido aprobado como ultraligero teniendo aún pendiente la certificación de tipo “Multicopter”, que se creará bajo la nueva categoría UL alemana, en 2018. En cuanto el Volocopter 2X reciba esta certificación, sus creadores comenzarán a fabricar en cadena estos nuevos drones para realizar las pruebas al aire libre, las cuales no solo servirán para entender cómo se comporta el dron en condiciones reales, sino también para desarrollar y verificar criterios de prueba estándares de aeronavegabilidad, de modo que las autoridades de aviación en el mundo puedan abordar la regulación de esta clase de vehículos.

Aún no está claro qué espacio aéreo ocuparán y cuáles serán las reglas para la coexistencia de este tipo de aeronaves. La pregunta es: ¿subirías a un taxi volador sin conductor ni mandos de control?